El creador de Wordle promete que el juego viral seguirá siendo simple y sin publicidad